Today's Military:

Perfil:
Philip Kiley
Segundo contramaestre

Cuerpo: Reserva de la Guardia Costera     |     Rango: Alistado

“Me gusta desempeñarme en puestos de liderazgo y asumir responsabilidades, por eso la de segundo contramaestre fue una buena elección.”

Mientras la mayoría de los compañeros de clase de Philip Kiley gozaban de los últimos años sin preocupaciones antes de ingresar en el “mundo real”, Kiley anhelaba tener responsabilidades. El líder que tiene en su interior, que ya se evidenciaba en su participación en el autogobierno estudiantil y como estrella en las carreras universitarias, necesitaba un lugar adonde ir para crecer y perfeccionarse. Sabía que las Fuerzas Armadas era la respuesta; pero no sabía qué rama en especial.

“Mi madre me ayudó muchísimo… Es excelente a la hora de investigar, por eso siempre estaba trabajando en la computadora.”

Philip reconoce que su madre fue quien lo ayudó a elegir la Guardia Costera. Pasó horas en línea, donde leyó foros de mensajes y averiguó todo lo que pudo sobre cómo ser un reservista de la Guardia Costera. Al final del tercer año en Wheaton College, Massachusetts, Philip se dirigió a la oficina de reclutamiento en Providence, Rhode Island. Su madre lo acompañó.

“A medida que avanza el campamento de entrenamiento, uno se va formando. Se gana confianza en uno mismo. Empiezas a confiar en tus compañeros de barco y en tu compañía.”

Durante el entrenamiento básico en Cape May, Nueva Jersey, el entrenamiento en atletismo de Philip no le falló. A la hora de salir, el campamento de entrenamiento ya le había permitido aumentar la confianza en sí mismo a un nivel superior. Se sintió totalmente preparado para dominar el trabajo que tenía en la mira: segundo contramaestre. Es un rol muy versátil: el segundo contramaestre puede llevar a cabo casi todas las tareas relacionadas con el mantenimiento de cubierta, las operaciones de embarcaciones pequeñas o la navegación. También supervisa a todo el personal de la fuerza de cubierta de un barco y puede tomar el timón de la embarcación.

Afortunadamente para Philip, se produjo una vacante para segundo contramaestre en la Unidad 301 de Seguridad Portuaria en Cape Cod.

“Ya había escuchado hablar sobre las unidades de seguridad portuaria. Y me parecía algo muy entretenido. Recibes un excelente y extenso entrenamiento, mucha acción.”

A diferencia de otras unidades de la reserva, las unidades de seguridad portuaria realizan 60 prácticas por año en lugar de 48. Philip se nutrió con el entrenamiento extra. También se inscribió para una semana en la Escuela de Liderazgo y Administración de la Academia de la Guardia Costera, donde profundizó y perfeccionó su capacidad como líder y jefe de unidad.

“Es sabido, en un servicio pequeño, todos los miembros son importantes para la consecución de la misión. Te delegan muchas responsabilidades siendo muy joven.”

En el futuro, Philip piensa hacer buen uso de su capacitación en liderazgo mientras que reflexiona sobre el próximo paso en su carrera. Está analizando la Escuela de Aspirantes a Oficial, así como oportunidades en el campo de la inteligencia o el cumplimiento de la ley. Una cosa es segura: independientemente del rumbo que tome su carrera, las lecciones de liderazgo aprendidas en la Guardia Costera le serán de mucha utilidad.

Philip Kiley.

Comparta sus comentarios.

cerrar

Pautas de envío
  • Sea lo más conciso y claro posible.
  • Le rogamos se abstenga de utilizar un lenguaje inadecuado.
  • Todos los envíos son propiedad de todaysmilitary.com.