Today's Military:

Perfil:
Joseph Kurz
Oficial de abastecimiento y logística

Cuerpo: Ejército     |     Rango: Oficial

“Mi padre fue oficial de la Marina de carrera, por eso sabía cómo era servir en las Fuerzas Armadas. Y el programa ROTC del Ejército parecía ser la forma ideal de ingresar en el servicio como oficial.”

Siendo hijo de un oficial, de jovencito Joseph viajó de un lugar a otro, pero para él Florida es su hogar ya que allí es donde vivió cuando terminó el colegio secundario. Cuando estudiaba en la Universidad de Florida Central, un reclutador amigo le habló sobre el ROTC (Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de la Reserva, por sus siglas en inglés) del Ejército, que fue lo que eligió en lugar de la Marina, la rama del servicio a la que perteneció su padre.

De todas maneras, sus padres estuvieron muy contentos de que hubiera escogido una carrera militar.

“Mi padre está profundamente orgulloso de que siga sus pasos.”

A sus amigos les parecía que estaba loco en ese momento, pero Joseph tenía grandes aspiraciones para después de la universidad. Quería sentirse parte de algo más importante. En lo que respecta a la experiencia del ROTC, admite que fue algo difícil desde el punto de vista físico.

“Un día común consistía en reunirnos muy temprano a la mañana y hacer alguna clase de entrenamiento físico juntos.”

El resto del tiempo, no había demasiadas diferencias con las actividades de cualquier otro estudiante universitario, salvo que al menos un día a la semana usaba uniforme. El entrenamiento militar más focalizado se realizaba en verano. Durante seis semanas todos los veranos, Joseph realizaba el entrenamiento previo al nombramiento del Ejército, que es similar al entrenamiento básico que realizan los aspirantes a oficial.

”[El ROTC] es una clase especial de entrenamiento básico que se hace a lo largo de tres o cuatro años. Por eso se hace un poco a la vez y no es algo tan exigente y estresante [concentrado en poco tiempo]... A cualquier estudiante universitario le recomendaría que lo hiciera de esta forma.”

Inmediatamente después de graduarse de la universidad, Joseph fue nombrado oficial. Su camino postuniversitario en las Fuerzas Armadas comenzó como subteniente de fuerzas blindadas “en un enorme tanque haciendo prácticas de tiro en vivo”. Según Joseph lo rememora, “era algo muy divertido”. Pero también pensaba en lo que podría hacer después de las Fuerzas Armadas y se interesó en formarse en abastecimiento, transporte y logística. Las dos experiencias, del tanque a la ciencia del abastecimiento, fueron muy reconfortantes.

“Era responsable de 16 personas y de equipos por un valor de más de 2.5 millones [de dólares].”

Su capacitación práctica en coordinación de transporte y abastecimiento fue igualmente gratificante y mucho más satisfactoria que lo que sus pares civiles hacían a la misma edad.

“No puedo imaginar que alguno de mis amigos de la universidad listo para ocupar los puestos convencionales de nuestra sociedad tuviera un nivel tan grande de experiencia sobre sus hombros y la oportunidad de desempeñar puestos de liderazgo a tan temprana edad.”

Joseph pudo afianzar estas aptitudes de liderazgo en dos movilizaciones separadas a Irak y a Afganistán. Aunque al principio estaba muy nervioso, Joseph pronto se adaptó a la vida del campamento de entrenamiento en los dos ámbitos, cuando, como oficial en logística, solía estar bastante alejado del combate directo. Pero su organización y su criterio con respecto a qué vehículos y dispositivos irían al frente de batalla salvaron vidas y marcaron la diferencia.

“Llevábamos recursos pesados que iban a salvar vidas y a toparse con algunos de los dispositivos explosivos improvisados…”

Esto significaba realmente mucho para Joseph.

”...Pude hacer lo correcto y marcar una diferencia en la vida de los demás.”

Hoy, Joseph aplica sus experiencias militares y las traduce en una maestría en administración logística, estudios costeados por la Ley GI. El Ejército hizo que este sueño sea posible con mucho más que dinero simplemente.

“Tener el dinero para estudiar es una cosa, pero tener el tiempo para estudiar es algo diferente. El Ejército me dio las dos cosas.”

Actualmente, Joseph sigue desempeñando su función en logística. Su esposa también es militar y están a punto de convertirse en padres. Pero a medida que se aproxima a sus 20 años de servicio siendo tan joven, sabe que puede jubilarse a los 43 años y contar con ingresos para el resto de su vida, así como con todos los beneficios de salud.

“Para nosotros dos tener esa jubilación militar significa que cuando dejemos el servicio, vamos a poder hacer lo que queramos… ser voluntarios en la Cruz Roja o enseñar en un campus universitario interactuando con los jóvenes para ayudarles a encontrar un rumbo en la vida.”

Si nos basamos en los logros de vida de Joseph hasta el momento, podemos decir que pueden ser tomados como una valiosa guía.

Joseph Kurz.

Comparta sus comentarios.

cerrar

Pautas de envío
  • Sea lo más conciso y claro posible.
  • Le rogamos se abstenga de utilizar un lenguaje inadecuado.
  • Todos los envíos son propiedad de todaysmilitary.com.