Educación y capacitación

Crédito universitario

Existen varias formas en que las Fuerzas Armadas pueden ayudar a los miembros del Servicio a costear su educación, ya sea durante el servicio o después de él. De hecho, existe una serie de programas que pueden convertir el entrenamiento y la experiencia militar en créditos universitarios, y ofrecer a los miembros del Servicio más tiempo, dinero y tranquilidad.

Las oportunidades educativas desde la perspectiva de un padre

Las Fuerzas Armadas ofrecen oportunidades continuas tanto para la educación formal como para las lecciones de vida. Escuche lo que piensan estos padres acerca de las experiencias de aprendizaje que tuvieron sus hijos en el Servicio.

Tiempo 2:59 Ver Transcripción

Transcripción

Darlene Anderson: Puedo decir que las Fuerzas Armadas realmente lo ayudaron y lo orientaron en su carrera profesional y en lo que desea hacer en el futuro.

Louis Arroyo: Si mi hijo opta por retirarse, creo que ahora piensa hacerlo en 20 años, estoy seguro de que al cabo de 20 años estará más que preparado para integrarse al mundo civil y hacer lo que le plazca, ya sea en logística o continuando sus estudios mientras está en el Servicio y tal vez siguiendo otra carrera. Pero en la actualidad está intentando hacer una carrera en el Cuerpo de Marines.

Norman Brown: Bueno, quiso ir a la Reserva del Ejército porque quería ir a la universidad y me dijo, “Bueno… así, papá, me van a pagar para que estudie y esas cosas”. Sé que en serio quiere ser EMT (técnico en emergencias médicas, por sus siglas en inglés). Es por eso que se puso a estudiar, y pone mucho empeño en eso.

Jayne White: Su escuela está paga. Solo tiene que superar algunas dificultades en lo que respecta a la documentación y la mayoría de las escuelas son bastante buenas para entender cómo se completa el papeleo.

Bill Fraedrich: Hasta el momento ha estado en la escuela en tres etapas diferentes, pero resulta interesante porque la escuela de ingeniería requiere un programa cooperativo. Pudo contar esos estudios como parte de su programa cooperativo. Entonces le pagaron por eso. Todos sus gastos estuvieron cubiertos: vivienda, comida, transporte, todo. Además, obtiene crédito cooperativo en la universidad. Resultó bastante bueno para él.

Beth Radiseck: Lindsay está en Monterrey, California, en el Instituto de Idiomas del Departamento de Defensa donde aprende ruso porque va a ser lingüista especializada en ruso. Todavía está estudiando. Ya hizo la mitad de la carrera. Se gradúa en febrero y luego irá a Texas por un par de meses para formarse como lingüista. Se va a graduar en la carrera de idiomas y tendrá un grado de asociado, que es realmente bueno.

Greg Brewer: Había estado intentando conseguir un trabajo en cumplimiento de la ley durante los últimos tres o cuatro años, y después de tocar muchas puertas y probar suerte en muchos suburbios diferentes y en muchas fuerzas policiales distintas, simplemente cayó en la cuenta de que el servicio militar —en donde podría obtener la seguridad y el entrenamiento policial que buscaba— era una opción viable para él, así que decidió seguir ese camino.

Dale Conjurski: Justin recibió consejo de Chris, que le dijo, “Si vas a estar en la Marina, tienes que estar en este programa”. Cuando hablas con la gente y le cuentas que tu hijo se incorporó a la Marina y que está en el programa nuclear, todo el mundo que sabe de qué se trata comenta, “¡Ah qué bien, ese es un programa excelente!” Y aunque sus hijos no estén en el programa nuclear, saben de qué se trata. Justin eligió eso porque si puedes rendir ese examen y lo apruebas, merece la pena prepararse para lo mejor.

Monique Morris: Como él es contador, tuvo que tomar muchas clases donde le enseñaron a manejar sus propias finanzas, así que sacó un préstamo para un automóvil, y tiene que pagar sus cuentas. Es miembro de una cooperativa de crédito. Ahora tiene sus propias cuentas, paga el préstamo de su propio automóvil y todas esas cosas, así que en mi opinión esto le ha servido mucho desde el punto de vista financiero también.

Títulos universitarios y certificaciones

A través de una asociación con el ACE (Consejo Estadounidense para la Educación, por sus siglas en inglés), muchos miembros del Servicio tienen la oportunidad de convertir su entrenamiento en un título. En función del Servicio y la institución educativa, los miembros del Servicio pueden recibir créditos universitarios equivalentes por la experiencia militar, la capacitación y las condecoraciones; estos créditos cuentan con el reconocimiento de más de 2,300 universidades y facultades.

La experiencia militar también se puede traducir en la obtención de matrículas y certificaciones civiles para carreras como las de electricista e ingeniero de software. Cada rama de las Fuerzas Armadas tiene programas para garantizar que los miembros del Servicio reciban las certificaciones correspondientes a la capacitación que completaron en el Servicio.

Sergeant Robert Burke
Sergeant | Robert Burke Army Reserve

Programas de exámenes

Todos los años, las Fuerzas Armadas ofrecen miles de exámenes académicos a los miembros del Servicio. Estos exámenes posibilitan que los miembros del Servicio obtengan créditos universitarios por los conocimientos adquiridos durante el entrenamiento y las operaciones militares, y están a disposición de todo el personal en servicio activo, de la Guardia y de la Reserva. Los exámenes están disponibles con descuento y se dividen en los siguientes:

CLEP (programa de exámenes de nivel universitario, por sus siglas en inglés)

  • Exámenes generales: cada examen evalúa los conocimientos que se espera que haya adquirido el estudiante durante los dos primeros años de la universidad.
  • Exámenes de asignaturas: por cada uno de estos exámenes cronometrados computarizados que apruebe el miembro del Servicio, generalmente se reciben tres horas de crédito universitario (pueden ser seis o nueve horas en algunos casos).

DSST (examen estandarizado de asignaturas DANTES, por sus siglas en inglés)

Al aprobar el Examen estandarizado de asignaturas DANTES (DSST), los miembros del Servicio también obtienen créditos universitarios. Los exámenes DANTES tienen dos horas de duración y se pueden hacer a través de Internet o en formato impreso.

ECE (exámenes de Excelsior College, por sus siglas en inglés)

Excelsior College (anteriormente conocida como Regents College) es una “universidad virtual” que cuenta con muchos integrantes del personal militar entre sus graduados. Cientos de facultades y universidades aceptan los exámenes UExcel como créditos universitarios.

A partir del 1 de agosto de 2011, los miembros del Servicio pueden recibir un reembolso por algunos exámenes de certificación y matriculación, y también pueden recibir el reembolso de los cargos relacionados con los exámenes SAT, LSAT, ACT y otros exámenes de ingreso para las universidades y escuelas de graduados.

CCAF (universidad comunitaria de la fuerza aérea, por sus siglas en inglés)

La Universidad Comunitaria de la Fuerza Aérea (CCAF) es una facultad acreditada de dos años de duración abierta a los miembros del Servicio alistados en la Fuerza Aérea. Esta universidad ofrece aproximadamente 70 programas de título de capacitación intermedia distintos en muchos campos científicos y técnicos, que incluyen:

  • Tecnología informática
  • Tecnología de sistemas aeroeléctricos
  • Tecnología de operaciones aéreas y espaciales
  • Ciencias de la salud afines
  • Estudios paralegales
  • Gestión de la información

Cada título de la CCAF exige cursos en la especialidad laboral técnica del miembro del Servicio, estudios militares/de liderazgo/administración, educación general y educación física. Los miembros del Servicio pueden acumular créditos mientras se encuentran en el servicio activo en las escuelas de capacitación técnica de la Fuerza Aérea y cuando se inscriben en universidades cerca de sus lugares de destino que ofrecen cursos acreditados. Los miembros alistados de la Guardia Aérea Nacional y la Reserva de la Fuerza Aérea también reúnen los requisitos para participar en la CCAF. La CCAF también otorga crédito para los exámenes ofrecidos por los programas de evaluación que se enumeran arriba.

Volver Arriba