Cómo incorporarse

Preguntas para hacerle a un reclutador

Un reclutador militar puede ayudar a responder preguntas sobre el Servicio, lo que puede permitir una evaluación positiva pero realista de las oportunidades. Los reclutadores de múltiples ramas del Servicio pueden compartir una ubicación, y debe animarse a hablar con más de uno.

Los padres también deben sentirse cómodos al hablar con los reclutadores. El reclutador tiene el deber de abordar las inquietudes y brindar información de buena calidad a quienes estén interesados en el servicio y a las personas que los rodean.

Transcripción

Preguntas para el reclutador

Le recomendamos que elabore preguntas específicas antes de la reunión con el reclutador como una excelente forma de prepararse. Estos son algunos ejemplos para empezar:

Preguntas generales

  • ¿En qué se diferencia su rama del Servicio de las demás?
  • ¿Cómo es el proceso de reclutamiento desde el principio hasta el final?
  • ¿Por qué debería incorporarme al (Servicio)?
  • ¿Qué es el Programa de Prórroga en el Ingreso?

Entrenamiento básico

  • ¿Qué sucede realmente en el entrenamiento básico?
  • ¿Cómo es el equilibrio entre la instrucción formal y el entrenamiento físico?
  • ¿En qué tipo de condición debo estar al inicio?
  • ¿Cuáles son los estándares físicos que debe satisfacer un candidato?
  • ¿Cómo son los instructores de maniobras y entrenamiento en la actualidad?
  • ¿Qué porcentaje de personas que empiezan el entrenamiento básico lo termina?
  • ¿Pueden dos amigos hacer el entrenamiento básico juntos?

Primer período

  • ¿Cuánto dura el primer período? ¿Tienen programas de distintas duraciones?
  • ¿Puede un ingresante elegir el trabajo militar que desea? ¿Cómo se realiza la asignación de trabajo?
  • ¿Puede describir un par de trabajos?
  • ¿Puede un recluta optar por servir en el extranjero?
  • ¿Cuánto se le paga a un recluta nuevo y cuáles son los beneficios?
  • ¿Con qué frecuencia se les da ascensos a los miembros del Servicio?

Educación

  • ¿Qué tipo de instrucción recibimos después del entrenamiento básico?
  • ¿Qué tan buenas son sus escuelas militares de capacitación laboral?
  • ¿Cuáles son las formas en las que un miembro del Servicio puede obtener créditos universitarios durante el alistamiento?
  • ¿Qué programas de asistencia para el pago de estudios tienen? ¿Qué debe hacer un ingresante para calificar para ellos?

Los reclutadores están preparados para responder estas y otras preguntas que les quiera hacer. Si no pueden responder su pregunta de inmediato, buscarán la información que necesita y se volverán a comunicar con usted.

Preguntas de los padres

Las preguntas que le quieran hacer los padres a un reclutador pueden ser diferentes de las que hagan sus hijos, y los reclutadores están siempre dispuestos a suministrar información y despejar inquietudes. Estas son algunas preguntas comunes que los padres tienen para los reclutadores:

  • ¿Cuánto durará el primer período de mi hijo? ¿Tienen programas de distintas duraciones?
  • ¿Cuánto se le pagará a mi hijo y cuáles son los beneficios?
  • ¿Puede mi hijo casarse y tener una familia mientras sirve?
  • ¿Con cuánta frecuencia veré a mi hijo? ¿Dónde trabajará principalmente?
  • ¿En qué base será destacado mi hijo?
  • ¿Cuántos días de vacaciones tendrá mi hijo al año?
  • ¿Mi hijo igual podrá comenzar o terminar su título universitario?
  • ¿Qué sucede si mi hijo cambia de parecer?
Los padres describen la reunión con los reclutadores

Los reclutadores pueden ser una gran fuente de información para los jóvenes y sus padres. Escuche las experiencias de los padres y aprenda qué preguntas hacer.

Tiempo 2:26 Ver Transcripción

Transcripción

Nancy Kennon: Julia fue varias veces. La llevé a la oficina de los reclutadores y ellos encararon el tema. Realmente le explicaron todo con mucho detenimiento. A decir verdad, me sorprendió mucho todo lo que ella sabía acerca de lo que ofrecían y de todos los trabajos disponibles. Para mí fue un poco difícil hacer que ella fuera y se sintiera motivada, así que llamaba a los reclutadores por teléfono (risas) y les pedía que me aclararan las cosas, que me dijeran de dónde arrancarían y cómo la harían entrenar, y eso pasaba tres o cuatro veces por semana. Y la prepararon con todas las letras: no era capaz de hacer una sola flexión de brazos y en dos semanas estaba haciendo 21 flexiones de brazos y corría una milla y media.

Darlene Anderson: Él tuvo una experiencia fantástica con su reclutador. Verdaderamente tenían una relación muy estrecha.

Betty Simmons: Su reclutador nos llamó por teléfono cuando lo seleccionaron a Matt para el examen físico y esas cosas. Pasó por casa y nos dijo, “Ellos lo cuidarán”, y nos explicó adónde iría y qué sucedería.

Mary McHugh: Era muy centrado y tenía una voz muy suave, era muy concreto y explicó cómo iba a ser el entrenamiento básico, que iba a ser muy difícil, pero también explicó que el potencial que estos jóvenes hombres y mujeres van a experimentar como resultado de pertenecer a las Fuerzas Armadas es inmenso. Podría ser lo que quisiera. Y luego dijo, “Sra. McHugh, podría ser médico si quisiera serlo”.

David Smith: Él estaba un poco desorientado y no sabía qué quería hacer realmente de su vida. Trabajaba como socorrista en el natatorio público, y Patty le sugirió, “¿Por qué no pruebas con las Fuerzas Armadas?” Su reclutador —

Patricia Smith: Sí.

David Smith: — lo llamaba prácticamente —

Patricia Smith: Sí.

David Smith: — día por medio —

Patricia Smith: No se daba por vencido.

David Smith:  — porque quería que se incorporara.

Jayne White: Bueno, tuve la suerte de que su reclutador estuviera en la ciudad en la que yo trabajaba. Entonces me llevó a ver al reclutador y pude conocer al agradable caballero que se llevó a mi hijo bajo su ala. Quiero decirlo porque cuando se fueron, se fueron corriendo. Tenía que adelgazar un poco, así que tuvieron que correr y hacer ejercicio antes de ir al campamento de entrenamiento, y para mí fue muy bueno conocer al reclutador.

Cómo comunicarse con los servicios

Recruit Questions
Volver Arriba