Vida militar

Vivienda

En general, la vivienda militar está garantizada para todos los miembros del Servicio, ya sea en la base o fuera de ella. Esta regla puede tener excepciones, que se pueden comentar con un reclutador. Pero por lo general, con la abundancia de opciones de vivienda disponibles, la mayoría de los miembros del Servicio podrán encontrar el alojamiento adecuado para sus necesidades.

La vida en las bases

Las viviendas militares difieren según el rango, la ubicación y la situación familiar, pero casi todos los nuevos reclutas suelen comenzar su carrera militar viviendo en las bases.

Durante el entrenamiento básico, hombres y mujeres viven en alojamientos separados, conocidos como cuarteles, que cuentan con literas y baños compartidos. Como los miembros del Servicio se encuentran allí para entrenarse, los artículos personales se limitan a lo mínimo necesario, y todo sucede en un horario programado, de manera que los miembros del Servicio puedan concentrarse en aprender y trabajar en equipo.

A medida que los miembros del Servicio avanzan en la escala de rangos, tienen acceso a mejores opciones de vivienda para elegir, si están disponibles. Los miembros del Servicio solteros pueden vivir en complejos similares a dormitorios universitarios modernos, con una habitación exclusiva o compartida y un área de estar compartida, mientras que los miembros del Servicio de grados superiores, o quienes estén casados, pueden elegir entre diferentes apartamentos y casas para una sola familia.

Las bases militares suelen ser bastante grandes, y vivir en una de ellas es como vivir en una ciudad pequeña. Cuentan con oficinas de correo, centros comerciales, clínicas médicas y odontológicas, y otros negocios. Las instalaciones de las bases están abiertas a todos los miembros del Servicio que viven en ellas y también pueden estar disponibles para los invitados, según el caso.

Transcripción

Alojamiento familiar en la base

Escuche a una familia militar joven sobre su experiencia de vivir en la base y cómo valoran los recursos para la familia, las instalaciones cómodas y un vecindario social dentro de su acogedora comunidad.

Tiempo 1:41 Ver Transcripción

Transcripción

Especialista Tachina Williams, Ejército de los Estados Unidos: Mi nombre es Tachina Williams y soy especialista del Ejército de los Estados Unidos.

Especialista Dante Williams, Ejército de los Estados Unidos: Mi nombre es Dante Williams y también soy especialista del Ejército de los Estados Unidos.

Tachina: Hemos estado juntos durante casi siete años, y estamos aquí desde hace ya casi tres . Hay muchas opciones de vivienda en la base para las familias. Tenemos la opción de elegir entre tres comunidades diferentes. Elegimos quedarnos en Liberty Woods, aquí en Fort Stewart.

Tachina: Actualmente vivimos en una casa adosada de cuatro habitaciones. Tiene una sala, una cocina y un comedor. Arriba tenemos cuatro dormitorios; los niños tienen un dormitorio, nosotros el dormitorio principal, una habitación para huéspedes y una habitación especial de Dante. Tenemos bastante espacio como para estar cómodos.

Dante: Vivir en la base es importante para mí porque puedo llegar al trabajo en aproximadamente cinco minutos. La tienda militar está aquí, así que todo lo que necesitamos está en la base.

Tachina: Con frecuencia hacemos asados o cocinamos algo a la parrilla, y lo hacemos en las casas de los vecinos o en la nuestra. Ellos traen a los niños y sus familiares y nos relajamos, miramos el partido y comemos un poco de carne asada.

Dante: Me gustan las cosas que hay para los niños. Hay un área de juego en todos lados. Podemos ir a una que queda derecho por nuestra calle o llevarlos a una a la vuelta de la esquina. Los niños pueden hacer cosas muy variadas.

Tachina: Mis hijos realmente están felices aquí. Les encanta jugar en el patio de atrás y cada vez que ven a alguien por la ventana, me dicen: "Mamá, ¡mi amigo está jugando afuera!".

Tachina: Cuando veo a mis hijos felices, soy feliz.

Corporal Samuel Stonestreet
Corporal | Samuel Stonestreet Marine Corps

La vida fuera de la base con un subsidio de alojamiento

Los miembros del Servicio que reúnen los requisitos para vivir fuera de la base reciben un BAH (subsidio básico para alojamiento, por sus siglas en inglés) como parte de su remuneración. El BAH es una asignación mensual de dinero calculada en función del costo de vida en la zona, así como también la escala de pagos del miembro del Servicio y la cantidad de dependientes.

Por ejemplo, si un miembro del Servicio se encuentra destacado en una zona urbana costosa, recibirá más que un miembro del Servicio que vive en un área rural donde el costo de vida es menos elevado. Del mismo modo, un miembro del Servicio casado y con hijos recibirá más que un miembro del Servicio soltero.

Para finalizar, el BAH permite garantizar que todos reciban la asignación que necesitan en función de sus condiciones de vida.

Explore las asignaciones para vivienda y otros pagos

Vivienda para la guardia nacional y las reservas

Si bien los miembros del Servicio activo se incorporan a las Fuerzas Armadas de tiempo completo, la Guardia Nacional y la Reserva tienen un compromiso de tiempo parcial. Y como su entrenamiento es solo un fin de semana al mes con un compromiso de dos semanas una vez al año, estos miembros del Servicio suelen tener la oportunidad de vivir en sus hogares.

Los miembros de la Guardia y los reservistas con derecho a un subsidio de alojamiento recibirán un BAH especial en cualquier período de servicio activo de menos de 30 días. Si se encuentran en servicio activo durante 30 días o más, recibirán la tarifa que corresponde al subsidio de alojamiento completo (igual que en el servicio activo).

Volver Arriba