Vida militar

Vivienda

En general, la vivienda militar está garantizada para todos los miembros del Servicio, ya sea en la base o fuera de ella. Esta regla puede tener excepciones, que se pueden comentar con un reclutador. Pero por lo general, con la abundancia de opciones de vivienda disponibles, la mayoría de los miembros del Servicio podrán encontrar el alojamiento adecuado para sus necesidades.

La vida en las bases

Las viviendas militares difieren según el rango, la ubicación y la situación familiar, pero casi todos los nuevos reclutas suelen comenzar su carrera militar viviendo en las bases.

Durante el entrenamiento básico, hombres y mujeres viven en alojamientos separados, conocidos como cuarteles, que cuentan con literas y baños compartidos. Como los miembros del Servicio se encuentran allí para entrenarse, los artículos personales se limitan a lo mínimo necesario, y todo sucede en un horario programado, de manera que los miembros del Servicio puedan concentrarse en aprender y trabajar en equipo.

A medida que los miembros del Servicio avanzan en la escala de rangos, tienen acceso a mejores opciones de vivienda para elegir, si están disponibles. Los miembros del Servicio solteros pueden vivir en complejos similares a dormitorios universitarios modernos, con una habitación exclusiva o compartida y un área de estar compartida, mientras que los miembros del Servicio de grados superiores, o quienes estén casados, pueden elegir entre diferentes apartamentos y casas para una sola familia.

Las bases militares suelen ser bastante grandes, y vivir en una de ellas es como vivir en una ciudad pequeña. Cuentan con oficinas de correo, centros comerciales, clínicas médicas y odontológicas, y otros negocios. Las instalaciones de las bases están abiertas a todos los miembros del Servicio que viven en ellas y también pueden estar disponibles para los invitados, según el caso.

Transcripción

On-Base Family Housing

Hear from a young military family about their experience living on base and how they value family-friendly conveniences, comfortable amenities and a social neighborhood within their welcoming community.

Tiempo 1:41 Ver Transcripción

Transcripción

Specialist Tachina Williams, U.S. Army: My name is Tachina Williams and I’m a specialist in the U.S. Army.

Specialist Dante Williams, U.S. Army: My name is Dante Williams and I am also a specialist in the U.S. Army.

Tachina: We’ve been together for almost seven years, and we’ve been here for about three years now. There are plenty of housing options on base for families. We got the option of choosing between three different communities. We chose to stay in Liberty Woods here in Fort Stewart.

Tachina: We currently live in a four bedroom town home. It has a living room, and a kitchen area and a dining area. Upstairs we have four bedrooms, with our kids' rooms, our master bedroom, the guest bedroom and Dante's man cave. So, we have quite a bit of space so that we can just be comfortable in.

Dante: Living on base is important to me because I can get to work in, like, five minutes. The commissary is right there, so everything that we need is here on base.

Tachina: Quite often we have barbecues, or we grill out, and we either do it at the neighbors' house or our house. And they just bring their kids over and their families over and we just, you know, relax and watch the game and eat some barbecue.

Dante: The things that I enjoy for the kids: There's a playground at every spot. We can go to either the one down the street or take them to the one around the corner, and so there's a variety of things that the kids can do.

Tachina: My kids are really happy here. They love playing in the backyard, and every time they see somebody out the window, they're like, "Mommy, my friend's playing outside!"

Tachina: When I see my children happy, it makes me happy.

Corporal Samuel Stonestreet
Corporal | Samuel Stonestreet Marine Corps

La vida fuera de la base con un subsidio de alojamiento

Los miembros del Servicio que reúnen los requisitos para vivir fuera de la base reciben un BAH (subsidio básico para alojamiento, por sus siglas en inglés) como parte de su remuneración. El BAH es una asignación mensual de dinero calculada en función del costo de vida en la zona, así como también la escala de pagos del miembro del Servicio y la cantidad de dependientes.

Por ejemplo, si un miembro del Servicio se encuentra destacado en una zona urbana costosa, recibirá más que un miembro del Servicio que vive en un área rural donde el costo de vida es menos elevado. Del mismo modo, un miembro del Servicio casado y con hijos recibirá más que un miembro del Servicio soltero.

Para finalizar, el BAH permite garantizar que todos reciban la asignación que necesitan en función de sus condiciones de vida.

Explore las asignaciones para vivienda y otros pagos

Vivienda para la guardia nacional y las reservas

Si bien los miembros del Servicio activo se incorporan a las Fuerzas Armadas de tiempo completo, la Guardia Nacional y la Reserva tienen un compromiso de tiempo parcial. Y como su entrenamiento es solo un fin de semana al mes con un compromiso de dos semanas una vez al año, estos miembros del Servicio suelen tener la oportunidad de vivir en sus hogares.

Los miembros de la Guardia y los reservistas con derecho a un subsidio de alojamiento recibirán un BAH especial en cualquier período de servicio activo de menos de 30 días. Si se encuentran en servicio activo durante 30 días o más, recibirán la tarifa que corresponde al subsidio de alojamiento completo (igual que en el servicio activo).

Volver Arriba