Para padres

Qué esperar

Muchos padres que tienen un hijo que está considerando el servicio militar tendrán preguntas y/o conflictos emocionales con respecto a esta opción. Es natural querer el éxito y la seguridad para su hijo en cualquier opción que elija para su futuro.

Cuando comience a hablar con su hijo sobre sus opciones, utilice esta página como lista de comprobación de los mojones importantes que habrá durante la preparación, la incorporación y el entrenamiento para una carrera en las Fuerzas Armadas.

Consejos para los padres

Les preguntamos a los padres, “¿qué le diría usted a otro padre cuyo hijo tuviera la intención de unirse al Servicio?”. Estas respuestas ofrecen consejos valiosos para las familias y una perspectiva de primera mano sobre la decisión de unirse al Servicio.

Tiempo 2:43 Ver Transcripción

Transcripción

Mary McHugh: ¿El consejo que le daría a otro padre que pudiera sentir temor? Bueno, seguro que le podría decir: He estado allí, he hecho eso. No creo que exista una persona con más temor que yo porque su hijo ingresara en las Fuerzas Armadas, pero debo decir que aun así debemos permitir que sea decisión de ellos; y si esa será la elección que harán, debemos apoyarlos en todo.

Barbara Heinz: Les diría que pienso que es maravilloso servir a tu país — la dedicación, la disciplina, la lealtad a tu país, creo que todo eso es importante —pero el Servicio no es para todos y hay personas que simplemente no pueden. No pueden hacerlo.

Dale Conjurski: Es una excelente oportunidad. Es una excelente experiencia. Lo único que les advertiría a los padres cuyos hijos se van a incorporar a alguna rama es que van a estar lejos de su hogar. ¿Podrán manejar ese período de alejamiento?

Beth Radiseck: Les diría que busquen personas que verdaderamente estén en servicio porque creo que ellos son la mejor fuente de información.

Marc Danziger: Aquellos que se han retirado o que actualmente están en las Fuerzas Armadas son increíblemente generosos con su tiempo para hablar con las personas que están considerando esto como una carrera profesional, y son sorprendentemente sinceros.

Patti Kolk: Realmente deben ir a hablar con un reclutador. Acudir a diferentes reclutadores. Ir a distintas oficinas de reclutamiento. Quiero decir, no se queden con la experiencia que tienen con una sola persona.

Hugo De Leon: Asegúrense de estar también presentes en la oficina del reclutador, y de que hagan las preguntas que los muchachos no van a hacer… Esas preguntas. Como padres, si bien a los jóvenes les cuesta admitirlo, somos un poco más sabios. Son esas preguntas que tenemos en mente que los muchachos no tendrán en cuenta, y significa mucho estar ahí y poder mirar al reclutador a los ojos y saber que vas a recibir respuestas directas. Aparte de eso, realmente estudiaría mucho, en especial matemáticas, porque cuando realizan el examen, no importa el puntaje que obtengan —mucho se basa en las matemáticas— se les van a abrir las puertas a aquellas profesiones que puedan elegir.

David Smith: En primer lugar les diría que es una excelente idea, especialmente para cualquiera que no esté listo para la universidad o que no tenga idea de lo que quiere hacer con su vida. Pueden ingresar en las Fuerzas Armadas, y pueden escoger de un menú de opciones para entrenarse, y se darán cuenta de qué es lo que les gusta y qué no. Recomendaría sin dudarlo que alienten a su hijo a ingresar en las Fuerzas Armadas.

Elegir una rama de servicio

En primer lugar, su hijo elegirá una de las cinco ramas de servicio de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y luego decidirá entre el servicio activo a tiempo completo o el servicio a tiempo parcial a través de la Reserva o la Guardia. Cada uno ofrece una experiencia única en cuanto al servicio y la duración del compromiso.

Cadet Miller Ford
Cadet | Miller Ford Army National Guard

Carrera de alistado u oficial

En las Fuerzas Armadas, su hijo puede elegir enlistarse o ser nombrado oficial.

Si su hijo decide alistarse en las Fuerzas Armadas, visitará un MEPS (Centro de `procesamiento de entrada a las Fuerzas Armadas, por sus siglas en inglés) Ayude a su hijo a prepararse para la visita y reúna los documentos necesarios, como su historia clínica, un certificado de nacimiento, la tarjeta del Seguro Social y la licencia de conducir.

Qué esperar al alistarse

En el MEPS, su hijo rendirá el ASVAB (Examen de aptitud vocacional para las Fuerzas Armadas, por sus siglas en inglés), se someterá a un examen físico (que varía según el Servicio y el trabajo) y a una averiguación de antecedentes. Como padre, usted puede acompañar a su hijo al MEPS, pero se le pedirá que aguarde en un área distinta durante el examen.

Desempeñarse como oficial implica un mayor grado de responsabilidad y educación en historia y teoría militar. Por lo general, los oficiales ocupan puestos gerenciales o cargos que requieren un entrenamiento especializado de avanzada (como médicos militares, capellanes o abogados).

Requisitos de elegibilidad

Para unirse a las Fuerzas Armadas, su hijo debe ser un ciudadano de los Estados Unidos de 18 años o puede tener 17 años con su permiso firmado. Necesitará un diploma de escuela secundaria o GED (Examen de Desarrollo Educacional General, por sus siglas en inglés), por lo que debe alentarlo para que continúe con la escuela y mantenga buenas calificaciones. Si su hijo desea ser oficial, necesitará un título universitario de 4 años.

Meeting A Recruiter

Reunión con un reclutador

Una reunión en persona con un reclutador y su hijo es la mejor forma de obtener más información sobre una rama del Servicio en particular. Como padre, puede preguntarle al reclutador cualquier cosa que se le ocurra — es muy probable que usted tenga preguntas o comentarios importantes que su hijo no haya tenido en cuenta.

¿Sabía que…? No hay ninguna obligación de firmar un contrato o unirse a las Fuerzas Armadas después de reunirse con un reclutador.

Un reclutador le brindará orientación respecto de qué debe esperar para su hijo, las distintas carreras militares y los beneficios

Preguntas comunes para hacerle a un reclutador

Encontrar una carrera militar

En el MEPS, su hijo se reunirá con un asesor para determinar cuál carrera es más adecuada a sus fortalezas y habilidades. Hable con su hijo sobre los tipos de experiencia, entrenamiento, responsabilidades y remuneración que espera de un puesto de trabajo. Si bien es posible cambiar de carrera con posterioridad, puede ser un proceso largo y lo mejor es tomar una buena decisión hoy.

Juramento

Los nuevos reclutas prestan un juramento de alistamiento para convertirse en miembros de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Pueden venir a la ceremonia usted y demás familiares y amigos. Para muchas familias, este es un momento emotivo que marca el comienzo definitivo de la carrera militar de su hijo.

Training

Entrenamiento

Luego del MEPS, su hijo deberá realizar el entrenamiento básico o participar en el DEP (Programa de Prórroga en el Ingreso, por sus siglas en inglés), al que deberá asistir en algunos meses (por ejemplo, después de graduarse de la escuela secundaria). Puede ayudarle a empacar para el campo de entrenamiento, seguir un programa de ejercicio físico y delegar sus cuestiones personales. Durante el entrenamiento, el contacto es limitado, pero siempre puede escribirle.

Aprenda todo lo que necesita saber sobre el campo de entrenamiento

Graduación

Aproximadamente el 90 % de todos los reclutas completan sus primeros seis meses de entrenamiento y llegan al día de la graduación. Este evento será un momento de orgullo para su hijo o hija; es una posibilidad de experimentar la tradición militar en persona y conocer a los miembros del Servicio que han trabajado con su hijo y lo han apoyado.

Volver Arriba